miércoles, 6 de mayo de 2020

Millet y su Ángelus: Historia del cuadro que ocultaba un ataúd

Por José Luis García Olivas
Presidente de la Asociación de Filatelia y Coleccionismo de Alcala de Henares
Vicepresidente de la Federación Centro de Sociedades Filatélicas


Hace unos días en una pequeña compra que realice de una tarjeta postal de Santiago de Compostela, en concreto de la Pza. de Cervantes, circulada en 1911 de Noya (Coruña) a Francia el comerciante me regalo como protector de la tarjeta comprada otra que aquí tengo el placer de mostraros


Como veis es una tarjeta postal circulada en el interior de Francia co  tarifa de 5 cts, desde Mauriac (departamento de Cantal) a Champeix (departamento de Puy-de-Dôme) cancelada en origen el 26 de octubre de 1905 y llegada a destino el 28 de octubre de 1905.


Como aficionado al Arte y su historia he podido leer que ya en el año 1865, Jean-François Millet (1814-1875) -el pintor francés- cuenta que el Ángelus es un cuadro inspirado en cómo se trabajaba el campo. La obra parte de uno de sus recuerdos: el de cuando oía tocar la campana y veía que todos dejaban lo que estaban haciendo para ir a rezar por los muertos.
En el cuadro, un hombre y una mujer rezan el ángelus, es la oración que recuerda el saludo del ángel a María durante la Anunciación. Millet explicó que la génesis del cuadro fue un recuerdo de su infancia y no la voluntad de exaltar un sentimiento religioso.

En el primer plano del lienzo, en medio de una inmensa y desierta llanura, se ve a la pareja de campesinos con la mirada en el suelo, y sus rostros en sombra, mientras la luz subraya los gestos, las posturas, apreciándose una sentida actitud de recogimiento en medio de un horizonte en el que sólo se intuye la nada.
Salvador Dalí, desde su infancia estuvo fascinado por ese cuadro, había algo en él que le intrigaba. En su libro “Confesiones Inconfesables”, contó “que el Ángelus de Millet había sido para él la obra más turbadora del arte”. ¿Pero, por qué? ¿Por qué Dali encontraba tanta intensidad en una escena en la que básicamente se ve a dos labradores que han interrumpido su faena para rezar?

Muchos tomaron el cuadro como una conducta ejemplificadora de la moralidad cristiana del siglo XIX; sin embargo, Dalí estaba convencido de que había un más allá, había algo que le resultaba inquietante. Él consideraba que la actitud de los campesinos, hombre y mujer, no era -en realidad- la de un rezo. Pensaba Dalí que en la compostura de ambos había dolor, consternación…duelo.
¿En que se fundamentaba Dalí para realizar esta afirmación?; El hermano mayor de Dalí también se llamaba Salvador. Murió nueve meses antes de que Dalí naciera. Con cinco años, sus padres llevaron a Dalí a la tumba de su hermano y le contaron allí que él debía ser una especie de reencarnación del Salvador fallecido, una reencarnación del hijo muerto.

Ese episodio vivido por Dalí en su infancia, fue decisivo en la revelación de lo que el cuadro de Millet escondía. Contemplándolo, la atmósfera de la escena resulta brumosa, lo que contribuye a simplificar el volumen de las figuras generando una unión entre los personajes y el paisaje. Millet emplea colores suaves para el campo y más oscuros para los personajes. ¿Aquella mujer y aquel hombre, rezaban ante un cesto de patatas o ante otra cosa? Dalí estaba convencido de que aquellos dos campesinos no podían tener semejante actitud ante un cesto de patatas. Y ante su insistencia, el Museo del Louvre accedió a hacer una radiografía a aquel cuadro.
La radiografía reveló que originalmente en lugar de la canasta con patatas, Millet había pintado una caja negra, que podía corresponder al ataúd de una criatura.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

EnglishAlemánFrancésEspañolItalianoNetherlandsRusoPortuguésChino SimplificadoJaponés
CoreanoÁrabe

Entradas populares

Etiquetas

Síguenos en Facebook

Blogs Filatélicos

Federaciones y Asociaciones

Seguidores